¿Qué es el barbershop?


La música de barbería es un género musical vocal acapella, generalmente homofónico. Es música interpretada por voces sin acompañamiento de instrumentos. Consiste en cuatro líneas melódicas, dos graves y dos agudas. El barbershop está compuesto con una armonía plagada de séptimas y novenas menores, aunque en la actualidad se han llegado a componer con séptimas diatónicas y sextas. Es por esto que es una canto con una armonía tan inestable y a la vez agradable para el oído humano.


El barbershop requiere mucha afinación y gran nivel de empaste en conjunto. El objetivo final de este tipo de canto es contar una historia, emocionar y ofrecer todo lo que tiene de corazón, es por esto que se considera un estilo muy social, divertido y para todos los públicos. La puesta en escena es fundamental. Crear una presentación con estilo y arte une con fuerza los efectos musicales y visuales para crear y transmitir los sentimientos que sugiere esta música.

Las voces se reparten en bajo, barítono, lead y tenor. La disposición de estas voces suele variar dependiendo del cuarteto. Por lo general, las voces se distribuyen de izquierda a derecha de este modo: tenor, lead, bajo y barítono. Si bien la nomenclatura clásica de las voces no corresponde con su tesitura real en el barbershop, por lo que lo habitual es escuchar tres tenores y un bajo.

Posición de las voces en un cuarteto de barbershop.
Cada una de las voces tiene un papel: el lead entona la melodía, el tenor armoniza por encima de la melodía, el bajo canta las notas fundamentales y el barítono completa el acorde. La mejor definición que existe la dio el cuarteto de barbería español Aftershave Quartet en una de las jornadas de barbershop que organizó en Elche:

"Un cuarteto de barbería es como un árbol: 
el lead es como el tronco que le da presencia y personalidad, 
el tenor son las gráciles hojas y florecillas que lo adornan, 
el bajo son las raíces que lo sostienen y evitan que se desplome, 
y el barítono es como el estiércol que le falta a ese árbol 
para que pueda crecer con fuerza y armonía."

Comparar al barítono con el estiércol se debe a que normalmente su parte es la menos cantabile y por lo tanto la más difícil de entonar, pero sin su trabajo el cuarteto no sonaría como debería. Los cuartetos de barbería suelen estar formados por hombres, aunque en la actualidad también los hay de mujeres e incluso mixtos. Hoy también existen coros que se especializan en barbershop, como el coro Barberidad de Madrid.

Historia del barbershop

La música de barbería tiene su origen en Inglaterra a mediados del siglo XVIII. Entonces era normal ver en las barberías gente haciendo música. En esa época la barbería no era sólo un lugar para cortarse el pelo, sino que la gente también iba ahí para arreglarse los dientes o para visitar al cirujano. Era posible que un mismo barbero hiciese las veces de peluquero, dentista y matasanos. Esto se daba porque las personas de clases bajas no podían acudir a un médico en condiciones, así que recurrían al barbero para tratamientos más caseros. Un ejemplo muy bueno es esta escena de la película "The Ridiculous 6". En ella se representa una barbería norteamericana de la época:


Hoy en día, los clientes de cualquier clínica o peluquería tienen muchas cosas para entretenerse hasta que les llegue su turno; desde revistas de todo tipo hasta las nuevas tecnologías como el smartphone o el ipad. Obviamente, en aquella época no existían estas cosas, por lo que las barberías se convertían en auténticos centros sociales en los que los pueblerinos se reunían para pasar el rato. En muchas ocasiones, la gente llevaba sus instrumentos y se ponían a tocar. Otros se contentaban entonando canciones populares de la época. En Estados Unidos, la música de barbería tiene dos orígenes diferenciados: 
  1. Las familias europeas de mediados del siglo XIX que iban de pueblo en pueblo organizando espectáculos y cantando al público.
  2. La música afroamericana y los populares Minstrel Shows, compañías deambulantes de mediados del siglo XIX que a menudo consistían en cuartetos de hombres blancos pintados de negro. Cantaban canciones sencillas con letras sentimentales y una armonía improvisada debido a que casi ningún negro sabía leer partituras, por lo que sólo podían cantar de oído.
Estos cuartetos empezaron a experimentar con sus armonías y comenzaron a adoptar las séptimas menores (ya empleadas desde siglos atrás en la música clásica) como seña de identidad. El estilo se empezó a llamar "barbershop" cuando fue publicada la canción "Mister Jefferson Lord, play that barbershop chord."

Tin Pan Alley. / Wikipedia
Este estilo de música estuvo muy ligado al folclore americano impulsado, sobre todo, por la célebre academia Tin Pan Alley. Esta era como una especia de escuela de Viena, pero en EE.UU. Surgió del movimiento musical de Nueva Orleans, de donde también nació el jazz y el cifrado americano. En aquella época no había mp3 ni discos, por lo que la única salida musical era la venta de partituras. La Tin Pan Alley era una especie de "fábrica de partituras" de la que salían cientos de canciones populares americanas como si fuesen churros. En esta empresa se encontraban trabajando codo con codo Harry Von Tilzer, George M. Cohan, Ernest Ball y el compositor del famoso villancico "Oh, Blanca Navidad", Irving Berlin. Todas estas canciones folclóricas eran armonizadas a cuatro voces para que cuartetos de hombres pudieran cantarlas a modo de barbería.

Sin embargo, una sombra acechaba a los cuartetos de barbería. El jazz comenzó a ganar popularidad y los solistas con micrófono sustituyeron a los cuartetos. Asimismo, las melodías que se componían en la Pan Alley comenzaron a adquirir singularidades armónicas que dificultaban su conversión al estilo barbershop. Esto, junto con la caída de los felices años 20 y su posterior depresión social y cultural, hizo que la música de barbería cayera en el olvido.


No fue hasta 1938 cuando Owen C. Cash, organizó un encuentro de cantantes de barbershop retirados. Se organizó una asociación llamada Soeciedad por la Preservación y Fomento del Canto de Barbershop, de la que surgieron numerosos cuartetos, y en 1939 organizaron el primer campeonato gracias a la colaboración de la Sweet Adelines Internacional, la rama femenina del barbershop. Uno de los cuartetos que ayudó a volver a poner de moda el barbershop en Estados Unidos fue The Buffalo Bills, con su aparición en la película "The Music Man":


Desde entonces, esta asociación, que ahora se llama Barbershop Harmony Society, ha añadido las categorías de coros, cuartetos femeninos y mixtos. En la actualidad más de 30000 personas son miembros de esta sociedad en Estados Unidos, y existen asociaciones similares en distintos países del mundo como SABS, la Asociación Española de Cantantes de Barbershop.

Fuente:
http://musicabarbershop.blogspot.com
© Palm Street Quartet
Maira Gall